¿Por qué no añadimos huesos como fuente de calcio/fósforo?

Gran cantidad de fósforo proviene de la carne misma y aunque los huesos, como fuente de calcio, son atractivos desde el punto de vista económico, nos hemos decidido por una mezcla de minerales de calcio/fósforo inorgánicos teniendo en mente la salud de los perros durante toda la vida. Así se asegura la absorción y el equilibrio adecuado de calcio/fósforo del alimento, y, consecuentemente, la disponibilidad biológica según las necesidades diarias de perros adultos y cachorros.

El equilibrio de calcio/fósforo en huesos siempre es difícil de determinar, y aún más si el hueso es incluido en la comida. Hay una razón por la que los lobos no roen los huesos hasta que el estómago esté casi vacío otra vez. Los lobos roen los huesos siempre después de comer y nunca durante.

Para liberar calcio del hueso, el nivel de pH (grado de acidez) en el estómago debe ser tan bajo que el calcio del hueso puede ser disuelto por el jugo gástrico. Solo entonces el calcio (y fósforo) puede ser absorbido en el canal intestinal y estar disponible para el metabolismo.

Cuando hay una comida completa en el estómago, el nivel de pH es tan alto que el calcio de los huesos se disuelve de forma incompleta o no se disuelve en absoluto, convirtiendo la disponibilidad de calcio y fósforo de esa fuente en un factor incierto.

Por esta razón, hemos decidido no utilizar huesos en Farm Food. Al fin y al cabo, la comida es el principal factor recurrente diario para la salud de su perro.

De vez en cuando un hueso crudo o Farm Food Antler (hecho de astas de ciervo naturales) está bien, pero solo después de la comida.