¿Por qué, según nosotros, los pellets prensados son más saludables para tu perro?

Existen dos formas de producir comida seca. Éstas son la extrusión y el prensado. La principal diferencia entre estos dos es la temperatura absoluta durante la producción. Durante la extrusión, la temperatura de la comida, bajo la influencia de la presión y el calor agregado, supera los 100 °C. De esta manera el alimento para perros es “horneado” y se forman pellets “crocantes”. También es generalmente conocido que estas altas temperaturas pueden tener efectos negativos en importantes sustancias en la fabricación de alimentos para humanos.

Principalmente las grasas y ciertas vitaminas (particularmente las del complejo B), son muy sensibles a temperaturas por encima de 100 °C. Cuando las grasas son “horneadas” se producen muchos ácidos grasos, entre otras cosas, los cuales por ejemplo tienen un efecto muy negativo en los procesos químicos al interior del hígado.

En los comienzos de la producción de alimentos para perros, la gente usaba la extrusión para incrementar la digestibilidad de los carbohidratos. Pero debido a que los carbohidratos también pueden ser desbloqueados por anticipado para promover la digestibilidad (comparable con cocinarlos), y la digestibilidad de las otras sustancias (proteínas, grasas, vitaminas, minerales y oligoelementos) no se aumenta mediante la extrusión, este método de producción es innecesario en nuestra opinión, y puede ser juzgado como negativo puesto que los procesos químicos que se llevan a cabo a temperaturas superiores a 100 °C no pueden ser determinados con precisión. Durante la extrusión se lleva acabo un cambio en los ingredientes del cual aún no sabemos todo. Aún no sabemos en qué grado las grasas y proteínas, oligoelementos, vitaminas y minerales son modificados por la extrusión y cuáles son las consecuencias de esto para los perros.

Un buen ejemplo de calentar algo por encima de los 100 °C es la corteza de pan. Aún cuando esta es horneada a partir de la misma harina del interior del pan, la corteza se ha vuelto café y tiene un sabor amargo. Ha habido un claro cambio en la naturaleza de los ingredientes. En el prensado frío por debajo de 75 °C, la naturaleza de los ingredientes no se altera, y tampoco en combinación con otros ingredientes.

 

Además de lo anterior hay otras razones importantes por las cuales Farm Food emplea el prensado y no la extrusión.

Entre otras, existe la razón de que con la extrusión algunos ingredientes de proteína de alto valor (tales como la hemoglobina) no pueden ser utilizados porque son completamente horneados a temperaturas superiores a 100 °C.

A una temperatura de prensado no superior a los 75° C estos ingredientes se mantienen completamente en su estado original. De esta manera hacen una importante contribución a la calidad total del alimento y por ende al óptimo funcionamiento y buena salud de nuestros perros. En un pellet bien prensado los nutrientes se liberan de manera más uniforme. Esto es debido a que Farm Food HE es lentamente disuelto en el estómago desde el exterior del pellet. Un pellet extruido en contraste absorbe los jugos gástricos y de repente se desintegra de una sola vez.

Además del hecho de que un pellet prensado flotará mucho menos dentro del estómago, la lenta disolución es una razón importante por la cual con un pellet prensado la posibilidad de una torsión estomacal o distensión abdominal es significativamente menor que en el caso de los pellets extruidos. Por esto también es muy importante que Farm Food HE no sea mezclado con pellets extruidos.

A diferencia de un pellet extruido, puedes mezclar Farmfood HE con carne fresca como por ejemplo Farm Food Fresh Menu.

Para hacer visible la diferencia entre prensado y extrusión hay una prueba muy simple que puedes llevar acabo de la siguiente manera:

La prueba de expansión de Farm Food HE:

  1. Toma dos vasos grandes.
  2. Escoge un pienso par perros extruido (los piensos para perros extruidos flotan en la superficie del agua).
  3. Toma la misma cantidad en gramos de Farm Food HE y del pienso para perros extruido. Por ejemplo, 100 g de Farm Food HE y 100 g del pienso para perros extruido. Pon los piensos en vasos diferentes.
  4. Agrega una buena dosis de vinagre para imitar la acidez dentro del estómago.
  5. Llena ambos vasos con agua tibia.
  6. Deja que actúen por un momento.
  7. Después de algunos momentos verás un resultado claro.

Podrás ver la diferencia rápidamente y después de media hora a una hora podrás ver gracias a esta prueba lo que sucede en el estómago el perro; ¡Esta es precisamente una de las razones por las cuales en Farm Food HE prensamos y no extruimos!

Nota: aún no está disponible en toda Europa. Donde se menciona Farm Food Fresh Tripe y Heart Complete podrás reemplazar 20% de Farm Food HE con doble cantidad de tripa cruda sin lavar.

Print Friendly, PDF & Email