Ayuda, mi perro tiene un desorden de la glándula anal!?

Las glándulas anales son dos sacos situados en ambos lados del ano con dos aberturas pequeñas. La glándula produce un líquido con un olor muy fuerte que es liberado cuando el perro defeca. El olor de la secreción de la glándula anal sirve como señal olfativa para los demás perros de la “manada” y se utiliza para marcar el territorio del perro. Otra función de las glándulas anales es “coleccionar” los desechos del sistema metabólico.

Muchos perros tienen problemas con sus glándulas anales (o sacos anales) porque no se vacían correctamente. Su contenido se acumula y los sacos se llenan demasiado. Esto causa irritación y picor. El perro empezará a lamer la zona de forma insistente o arrastrará su culete por el suelo. Glándulas anales demasiado llenas son muy propensas a contraer infecciones y pueden incluso inflamarse. Si usted vacía las glándulas anales llenas o lo deja hacer por un veterinario o profesional, el problema puede remitir temporalmente. Alivia la presión y la irritación desaparece.

En el caso de problemas recurrentes, a veces se aconseja extirpar las glándulas anales quirúrgicamente. Nunca apruebe esta intervención. Su perro no solo perderá su “señal olfativa” para otros perros, sino también su “identidad”. Esto dará lugar a mucho estrés y puede incluso llevar a agresividad. Además, al extirpar las glándulas anales el sistema metabólico dejará de disponer de un “depósito” para sus desechos, lo que supone una carga adicional para la piel.

¿Qué causa el llenado en exceso de las glándulas anales?

Es importante señalar que, en caso de desórdenes de las glándulas anales, ambas glándulas suelen llenarse en exceso. Por lo tanto, la conclusión lógica es asumir que se trate de un problema “técnico”.

Normalmente las glándulas anales son vaciadas regularmente por el paso de las heces. Debido a la presión hacia fuera, las glándulas anales se vacían (como en un sifón de nata). Aunque es un hecho conocido que a veces anormalidades en la constitución del perro impiden el vaciado natural de las glándulas anales, la mayoría de los problemas se originan en heces demasiado duras o demasiado blandas.

Si las heces son demasiado blandas, se carece de la presión necesaria contra las glándulas anales del perro para que sean vaciadas con el paso de las heces. Si las heces son demasiado duras y secas, hay tanta presión que el ano se contrae. En consecuencia también se cierran las aperturas de las glándulas anales (si cierra la

salida (ano) de un sifón de nata, no saldrá nada). En ambos casos esto resulta en glándulas demasiado llenas y problemas con las glándulas anales.

Aparte de que muchos perros sufran de heces blandas y sueltas, en los últimos años también se habla cada vez más de problemas que surgen a raíz de heces demasiado duras y secas. Una de las razones es una “competición” entre varios fabricantes de alimento para perros, para saber qué alimento produce la menor cantidad de heces. Esta “competición” se basa en parte en la suposición del consumidor de que una cantidad menor de heces significa que el alimento se ha digerido mejor. Aunque contiene algo de verdad, esto en realidad depende de la cantidad de fibra en el alimento y del nivel de humedad que tengan las heces después de la extracción de humedad en el intestino grueso. Este proceso puede ser influenciado añadiendo varios aditivos a la comida que aseguran que la humedad adicional es extraída de los “desechos” en el intestino grueso. Las heces se volverán más duras y secas, lo que da la impresión de que el alimento haya sido digerido mejor.

Un alto contenido de hueso en el alimento también resulta en heces más secas. Esto puede ser identificado por un alto contenido en minerales y/o cenizas en el alimento (más del 6%).

¿Qué hacer en caso de desórdenes de la glándula anal?

En primer lugar hace falta vaciar las glándulas (sacos) anales. Si usted no sabe hacerlo, acuda a su veterinario o a un profesional para ayudarle. Si las glándulas anales están infectadas, acuda a su veterinario para que las vacíe.

Para evitar más problemas se recomienda tomar medidas más drásticas. Como ha podido leer antes, los desórdenes de las glándulas anales a menudo son causados por heces demasiado duras o demasiado blandas. Por lo tanto, es importante prestar mucha atención a este asunto.

Si las heces de su perro siempre son demasiado blandas o, por ejemplo, (bastante) bien por la mañana pero demasiado blandas por la tarde, considere la siguiente terapia:

Muchas veces la solución radica en procurar que su perro tenga una flora intestinal estable y variada. Una flora intestinal estable se puede crear dando a su perro alimento de carne fresca con una cantidad suficiente de tripas verdes (carne fresca congelada) por lo menos tres veces al día durante un período de varios días. Asegúrese de que esta carne fresca contiene todas las vitaminas y minerales que su perro necesita. Este alimento de carne fresca se debe componer de al menos un 60% de tripas verdes (sin lavar). Es mejor descongelar la carne fresca en la nevera.

La comida se debe dar cruda y a temperatura ambiente. Obviamente nunca se debe descongelar o calentar este alimento de carne fresca en el microondas, ya que destruiría todas las bacterias. Asegúrese de no mezclar la carne fresca con su alimento actual (normalmente pienso seco extrusionado, un alimento seco que se digiere distinto que la carne fresca). Notará que con el tiempo las heces de su perro habrán mejorado considerablemente y que los problemas de la glándula anal han desaparecido, o por lo menos mejorado bastante y que la salud general de su perro será mejor.

Si no hay alimento de carne fresca disponible, también es posible mezclar con regularidad pequeñas cantidades de tripa verde con nuestro alimento completo prensado en frío FARM FOOD HE. En este caso el 20% del Farm Food HE se debe sustituir por el doble de tripas. ¡Esto mantendrá la flora intestinal de su perro estable, los intestinos fuertes y su perro sano!

Sin embargo, si las heces de su perro son demasiado duras y secas (el perro tiene que presionar mucho y fuerte para que salgan), es importante que las heces se vuelvan más blandas y que se deslicen mejor. Esto solo puede suceder si se extrae menos humedad de los “desechos” en el intestino grueso, por lo que las heces vuelven a adoptar una forma más natural. Esto se consigue cambiando a Farm Food HE® como dieta de su perro. Si no hay alimento de carne fresca o tripas verdes disponibles, o no le gusta dar carne fresca, no es ningún problema cambiar inmediatamente al alimento seco Farm Food HE. Es una dieta completa que contiene suficiente fibra para mantener las heces suficientemente blandas.

En Farm Food hemos decidido de forma consciente no tomar parte en esta “competición”. Esto significa que a pesar de que las “heces de Farm Food” sean compactas, no son demasiado secas. Las heces contienen una cantidad normal de humedad para permitir un paso mejor, el perro no tiene que ejercer demasiada presión y el contenido de los sacos anales se libera con facilidad.

Farm Food HE es un alimento altamente digerible. Sin embargo, usted notará que después de haber cambiado a Farm Food HE, su perro al principio hará sus necesidades más a menudo. La cantidad de heces también será ligeramente mayor.

A menudo los perros con heces demasiado duras y secas, también tienen una flora intestinal “pobre” y desequilibrada. Si este es el caso de su perro, el cambio a nuestro alimento puede provocar un poco de diarrea. Le recomendamos que considere la “terapia” para “intestinos sensibles”.  Puede encontrar más información y asesoramiento sobre este tema en el folleto informativo “Ayuda, mi perro… tiene intestinos sensibles”. Este folleto informativo está disponible en su tienda de animales especializada.

Por favor, póngase en contacto con uno de nuestros especialistas para cualquier pregunta que pueda tener. Ellos le ayudarán a tratar los problemas de salud de su perro. Tel: +31 548 61 99 77 o correo electrónico: [email protected]

Leer más: